El Neurocirujano y el Barrendero

Devocionales 391

james_holmes_court_appearance_mr_120723_wgCENTENNIAL, Colorado, EE.UU. — La fiscalía de Colorado acusó el lunes a un ex candidato a doctorado en neurociencia de 24 homicidios y 116 intentos de homicidio por la matanza de media noche en un cine que estrenaba la última película de Batman.

James Holmes compareció con un aspecto tan aturdido como en su primera cita con el juez la semana pasada, aunque en determinado momento habló con uno de sus abogados en el atiborrado tribunal.

No estaba clara de inmediato la lista detallada de acusaciones.

El ataque en la proyección de la película “The Dark Knight Rises” dejó 12 personas muertas y 58 heridas. Tras la detención de Holmes, la policía dijo que su apartamento había sido minado. Entre las acusaciones formuladas el lunes figuró la tenencia ilícita de explosivos.

Los analistas legales creen que el caso estará dominado por argumentos sobre el estado mental del acusado.

Al contrario que la primera aparición de Holmes en la corte el 23 de julio, la audiencia del lunes no fue televisada. A pedido de la defensa, el juez William Sylvester prohibió la toma de videos y cámaras fotográficas, por considerar que la ampliación de la cobertura podría interferir con el derecho de Holmes a un juicio justo.
Associated Press Por NICHOLAS RICCARDI y P. SOLOMON BANDA

Esta noticia conmovió y sacudió todos los medios de comunicación de los Estados Unidos y del mundo entero. Este candidato de lo absurdo, lo irracional, de la barbarie despiadada, cometió 24 homicidios y 116 intentos de homicidio por la matanza de media noche en un cine que estrenaba la última película de Batman.

Desde la tragedia en la escuela Colombine, la matanza del MIT  y tantas otras Universidades, estas matanzas se han ido multiplicando por doquier. No sólo en los Estados Unidos, sino también Europa con la matanza en Noruega, otro iluminado Anders Behring Breivik que se creyó investido del poder de salvar a la nación de la influencia extranjera en su país matando a 77 personas a sangre fría. Más tarde declaró sin sonrojarse que su intención era matar a muchos más.

Todos estos tienen un punto en común, adictos de la violencia, a las armas de fuego, a los juegos de video destructivos, y todos con un grado intelectual elevado. Las Universidades se han preocupado más por los laureles del conocimiento que por educar el corazón. Estamos en un sistema educativo en el que el grado intelectual es más importante que el del corazón ¿Cómo podrá clasificar la nueva psicología y la psiquiatría estos casos? Está claro que el rumbo de la humanidad va por un derrotero terrible, el de una violencia latente, creciente, ciega, alocada bajo el poder ascendente de las tinieblas.

La Biblia dice que los últimos tiempos estarían plagados de explosiones de violencia 2 Timoteo 3: 1 «También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,» (2 Timoteo 3.1–4, RVR60)

En Génesis 6: 5 «Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.» Este juicio universal ha sido confirmado por la ciencia y la arqueología. Se ha hallado evidencias irrefutables de un cataclismo universal que acabó con ese periodo de la historia de la humanidad.

Muchos se preguntarán ¿por qué Dios no detiene estas matanzas? ¿Cómo un Dios de amor no interviene en casos como éste? El punto principal que tenemos que entender acerca de Dios, es que él no puede intervenir en juicios parciales contra los que causan estos estragos. Ha dejado en nuestras manos Su Palabra que nadie quiere seguir, que es combatida por la sociedad entera, vivimos de espaldas a Dios. Por lo mismo estamos abocados al caos final.

Dios dotó al hombre con la facultad y el deber de ejercer juicio de estos casos. Pero, no tardará su intervención a nivel universal. En un futuro no muy lejano, no se limitará a juzgar y condenar a estos violentos, sino que juzgará a todos por vivir, favorecer, enaltecer el pecado en el corazón, en la mente, usando la literatura, la televisión, y vivir sin tenerle en cuenta. El no tener en cuenta a Dios provoca estos cataclismos emocionales.

Apocalipsis 14:6 -7 «vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temer a Dios, y darle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorada que el que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.»

¿Cuál es la raíz de estos arrebatos de violencia? Esencialmente es a causa del pecado y de la rebelión en contra de Dios. ¿No le sorprende que un joven estudiando neurociencia para aliviar al prójimo de sus sufrimientos, decida acabar con un grupo de personas sentadas en un cine? ¿Podemos pensar por un instante que este joven amaba al prójimo, o amaba a Dios? Aquí está la clave de todo, podemos graduarnos con honores en las ciencias humanas, pero fracasar en el amor al prójimo, y, en vez de protegerlo, quitarle la vida que es un don de Dios.

Vayamos ahora a una noticia muy diferente. Un barrendero en la ciudad de Madrid, España, se paraba todas las mañanas frente a la verja de un colegio de niños pequeños, este hombre, que barría la acera de este colegio se acercaba todas las mañanas a los niños y a través de la verja les hacía cantar canciones infantiles arrancando carcajadas y el ánimo de su pequeña audiencia.

Uno de los padres de los niños, tomó en su teléfono celular una secuencia de los niños con este entrañable y humilde barrendero y lo colgó en la red YouTube. Inmediatamente, se hizo famoso, fueron centenares de miles de entradas para ver ese momento de felicidad de esos niños teniendo como maestro de ceremonia un simple barrendero, que los hacía felices. Este hombre de corazón abierto y sencillo, al saberse en YouTube, pensó que su puesto de trabajo peligraba, así que tomó la decisión de no volver a la acera de ese colegio.

Todas las mañanas, los niños esperaban en la verja del colegio aquel amigo que les hacía reír y les daba felicidad. ¡Qué lección más tremenda! Un estudiante de neurociencia matando en un cine, y un barrendero humilde levantando el ánimo de los niños de un colegio. Esto marca toda la tragedia humana, somos capaces de lo peor y de lo mejor. Prefiero quedarme con la humildad del barrendero que con la estupidez del neurocirujano. Pero hay una cosa que todos tenemos que tener muy claro, tanto el primero como el segundo necesitan a Jesucristo como Salvador del corazón.

Si todos los hombres pensaran en hacer feliz al prójimo, aunque solo fuera unos minutos, no habría lágrimas, no habría desesperación, duelo y rencor en los corazones, pero sin Cristo en el corazón esto es misión imposible. Pero, busquemos ser de los que ponen una sonrisa en el corazón del que sufre. El amor de Cristo sigue siendo el único antídoto contra el pecado.

Pastor Alberto Ortega

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All rights reserved to MMMUruguay - Designed By DEYM