Muchas personas no entienden la tentación, y tienen hasta rencor y coraje en contra de Dios porque Dios permite que sean tentados. Entra con voluntad y deliberación en el pecado, y luego culpa a Dios por haber puesto la tentación en su camino.
Leer mas...