Nos impresionan profundamente los recursos ilimitados del Dios de la Biblia. Nunca hace nada en pequeña escala. Al hacer un océano, lo hace tan profundo que ningún hombre puede sondearlo. Las montañas las hace tan grandes y altas que nadie puede medirlas ni pesarlas. Esparce millones de flores hasta…
Leer mas...