¿QUÉ SIGNIFICA HALLOWEEN?

Esta fiesta ha llegado a ser el día del diablo y es reconocida por cientos de adoradores y grupos ocultistas en muchos lugares.

0

Halloween o Noche de Brujas es una fiesta que se celebra principalmente en Estados Unidos de América en la noche del 31 de octubre. Tiene su origen en la festividad celta del Samhain y la festividad católica del Día de todos los santos. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la gran hambruna irlandesa de 1840.

La palabra Halloween (pronunciado [ˈha.lo.win]) es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eve (Víspera del Día de los Santos). Se celebraba en los países anglosajones, principalmente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. La fuerza expansiva de la cultura de los Estados Unidos de América ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países occidentales.

El día se asocia a menudo con los colores naranja y negro y está fuertemente ligado a símbolos como la Jack-o’-lantern (es una calabaza tallada a mano). Las actividades típicas de Halloween son el famoso truco o trato y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura historias de miedo y el visionado películas de terror.

¿QUÉ HAY DETRÁS DE ESTA CELEBRACIÓN?

Una de las artimañas que Satanás utiliza para engañar a la humanidad es presentar lo más nocivo como inofensivo.

Aparentemente, para muchos cristianos, el hecho de que un país cuya cultura es predominante en nuestro hemisferio, celebre una fiesta llamada Halloween, es suficiente para adoptarla como suya, sin antes cuestionar sus orígenes. Una fiesta donde ocurren desapariciones de infantes, asesinatos, ritos satánicos, etc.

¿En qué consiste la celebración de Halloween?

Es el día más satánico en el calendario pagano. Durante la celebración de Halloween, los niños se visten de brujas, duendes, fantasmas, pequeños demonios, y adivinos. Todos estos son representantes del reino de las tinieblas. Los juegos se basan en casas tenebrosas llenas de telas de araña, sangre, esqueletos, gatos negros, murciélagos, y cuartos oscuros, provocando perturbaciones en los niños.

Las generaciones futuras no cuestionan los orígenes, sino que siguen la celebración simplemente porque es “parte de la tradición”.

En Marcos 7:13 Dios nos dice: “Invalidando la Palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido”.

Sin embargo, esta celebración no es buena en lo absoluto. De hecho, durante el día de la celebración de Halloween se cometen más crímenes y actos tenebrosos que ningún otro día del calendario. La gran cantidad de niños y gatos negros desaparecidos que se reportan alrededor de ese día es escandalosa.

A los niños se les enseña a ir de puerta en puerta diciendo “trick or treat” lo cual significa: “me regalas algo (generalmente dulces) o te juego una broma”. La policía es puesta en alerta para atender a la descomunal cantidad de hechos vandálicos que se registran entre las seis de la tarde y las seis de la mañana.

¿Quién más celebra Halloween?

Los satanistas celebran la noche de Halloween, donde se insta a las sectas satánicas a ofrecer sacrificios humanos y animales. Los rituales generalmente terminan en perversiones sexuales, prácticas hechiceras y sacrificio de niños.

Esta fiesta ha llegado a ser el día del Diablo y es reconocida por cientos de adoradores de Satanás y grupos ocultistas en muchos lugares.

¿De dónde vino la celebración de Halloween?

Las primeras celebraciones de Halloween fueron llevadas a cabo por una orden de sacerdotes paganos llamados druidas. Se realizaba en honor a Samhain, el “señor de la muerte”. La definición etimológica de la palabra Halloween es “noche totalmente santa”. De acuerdo con el diccionario Webster, la palabra Halloween viene de las palabras inglesas “All Hallo Even”. Esta “noche totalmente santa” del 31 de octubre – amanecer 1° de noviembre – era también, de acuerdo con el calendario romano, un día especial para recordar las almas de los muertos.

Mientras los católicos recordaban a sus muertos, como lo hacen la Iglesia Episcopal y la Iglesia Ortodoxa griega, los sacerdotes druidas, tomaron la misma noche para dedicarla, no el recuerdo de los muertos, sino al “señor de la muerte, Samhain”.

Este festival tenía la intención de honrar a los mártires – conocidos y desconocidos – que hayan muertos por la Iglesia (en realidad fue la iglesia de Roma la que mató a la gran mayoría). En la época de Constantino – emperador romano – estos dos días festivos – el eclesiástico y el pagano – se mezclaron en un intento consciente y calculado para “tratar de cristianizar” el día pagano. Pero sucedió lo contrario, los paganos influyeron más el día eclesiástico que viceversa.

¿Cuál es la responsabilidad de todo creyente?

Usted tiene la responsabilidad de no permitir que sus niños sean expuestos a una celebración que, es usada por grupos paganos para celebrar sus ritos satánicos. Lo que parece un juego inofensivo, puede convertirse en grandes casos de trasferencias de espíritus que, estamos seguros, usted no desearía que su hijo traiga a su casa.

¿Qué repercusión podría tener en la vida de los cristianos?

La celebración lleva a los niños a involucrase en ritos que no son cristianos y que, en definitiva, no le dan la gloria a Dios. Cuando a los niños se les enseña que está bien jugar con la oscuridad, con esqueletos, máscaras tenebrosas, gatos negros, sangre, brujería, adivinación, etc., también se le introduce al virtual envolvimiento con ritos ocultistas.

Cuando las cosas de Satanás parecen normales para los niños, ¿Qué esperanza tenemos de que en el futuro estos niños puedan discernir apropiadamente entre el bien y el mal?

Como cristianos debemos concientizar a otros que quizás ignoran a lo que se están exponiendo.

La Biblia dice: “No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo por fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni encantador, ni adivino, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Dios cualquiera que hace estas cosas”,  Deuteronomio 18:10-12.

Las obras de las tinieblas deben ser reprendidas, “y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas”, Efesios 5:11.

 

Fuente: Impacto Evangelistico http://impactoevangelistico.net/noticia/1691-que-significa-halloween

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.