Solo con amor

Devocionales 60

Queremos acercarnos a Dios, queremos tener comunión con Él, queremos tener una relación cercana con su persona pero… ¿Cómo?

Muchos pretenden conseguirlo a través de una religión, a través de buenas obras, de ofrendas, de oraciones largas y vidas ejemplares a los ojos de los hombres, sin embargo existe un medio perfecto para hacerlo, eso nos enseña la palabra de Dios.

En Colosenses 3:14 dice: Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Dios quiere que nos acerquemos a él por amor, que sea ese sentimiento el que nos lleve a vivir una vida de consagración y pureza, que le busquemos en oración, que deseemos conocerle, que vivamos rectamente pero que lo hagamos movidos por amor.

La palabra vínculo significa unión o relación que se establece entre dos personas, eso es lo que el Señor quiere con nosotros y solo a través del amor podemos alcanzarlo.

La biblia también nos enseña que Dios amó al mundo de tal manera que entrego a su Hijo Jesucristo para que los que en El creemos no nos perdiéramos, el amor de Dios lo ofreció todo, si nosotros le amamos también nos ofreceremos voluntariamente a Él.

En apocalipsis 2.1-7, el mensaje a la iglesia de Éfeso, encontramos que Dios les dijo conocer sus obras, que trabajaban arduamente, que tenían paciencia, que no soportaban a los malos, que habían sufrido pero no habían desmayado, sin embargo esto no era suficiente ya que habían dejado el amor de Cristo. Si no se arrepentían y volvían a ese amor todo su esfuerzo, su trabajo y sufrimiento hubiera sido en vano. Entendamos esto, Dios quiere nuestro esfuerzo, quiere que trabajemos para El, quiere todas esas cosas, pero como veíamos al principio en Colosenses, por encima de estas cosas Él quiere nuestro amor.

Recuerda: el primer y gran mandamiento está relacionado directamente con la decisión de amar a Dios y el segundo y semejante con amar a nuestro prójimo.

 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Este es el primero y grande mandamiento.

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

  1. Mateo 22:36-40

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

All rights reserved to MMMUruguay - Designed By DEYM