Iglesia cubana experimenta un avivamiento espiritual

0

Al descongelarse las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, se está revelando una asombrosa realidad espiritual. La Iglesia cristiana en Cuba está experimentando un avivamiento espiritual. Varias denominaciones reportan un crecimiento asombroso. Nuestro productor ejecutivo, Stan Jeter, estuvo recientemente en la Isla y fue testigo de éste avivamiento.

CubaA pesar de muchas restricciones, hostigamientos y pobreza extrema, la Iglesia cristiana en Cuba ha prosperado. En los últimos 20 años, las bautistas han crecido de unas doscientas iglesias a más de siete mil. En las Asambleas de Dios menos de cien iglesias se han convertido en más de diez mil, todas proclamando el evangelio.

“La iglesia no solamente se mantuvo, sino en medio de esas presiones y dificultades creció sólida”, dijo el pastor Moisés de Prado, de las Asambleas De Dios.

Una clave del crecimiento de la Iglesia en Cuba son las iglesias en los hogares, o también conocidas como las casas-culto. En la década de los 90 el gobierno rehusó permitir que se construyeran más iglesias. Pero, eso facilitó el crecimiento, porque los cristianos podían simplemente reunirse en sus hogares.

El productor ejecutivo de Mundo Cristiano, Stan Jeter, viajó recientemente a Cuba y descubrió una de las razones de ese crecimiento.

“Ya que no pudieron construir nuevas iglesias, no tuvieron que mantener esas propiedades; los cristianos cubanos tuvieron más tiempo para dedicarse a evangelizar a sus vecinos y sencillamente reunirlos en sus hogares”, precisa Jeter.

Aunque parezca extraño, la misma pobreza del cristiano ha contribuido al crecimiento de la Iglesia. La mayoría de los cubanos subsisten con unos 20 a 30 dólares al mes, y simplemente no tienen recursos para gastar en diversiones u otras actividades que les podrían distraer del evangelio.

“Un líder de iglesia me dijo que ‘esa es otras de las razones que los cubanos tienen más tiempo para trabajar con evangelización de sus vecinos’. Sencillamente porque no tienen tantos bienes materiales para distraerles”, indica Jeter.

Este avivamiento espiritual también ha resultado en una nueva visión misionera. Cientos de creyentes cubanos se están alistando para salir como misioneros a otros países.

Ya han aprendido a plantar iglesias y a vivir con escases y dificultad. Y muchos consideran que esa experiencia es en realidad, un entrenamiento que Dios permitió para que los cristianos cubanos puedan llevar el evangelio a los lugares difíciles del mundo, donde Cristo no es conocido.

 www.MundoCristiano.tv

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.